EXPERIMENTOS ESCÉNICOS INTERACTIVOS…

«BEL ZAID»

Los experimentos escénicos han sido mi divertimento personal en los últimos diez años.

Bel Zaid nació como una forma de llevar a escena mi visión del juego, del teatro de la vida, de la relación con el espectador.

Así surgió La Vida en Policromía, El Cuento de la Democracia, Historias Elementales, El Vals de las Mujeres, Lulú y la Nada… Estas dos últimas acomodándose actualmente en nuevas versiones interactivas.

Bel Zaid ha sido también la propuesta escénica con la que he participado en diversos eventos, presentando o introduciendo galas o exposiciones.

Bel Zaid se ha quedado como sello, como nombre artístico en formato individual, o como presencia en las redes donde juego con otras realidades. Un alter ego que me da la libertad de proyectar todos mis «yoes».

MUJER, GÉNERO, DIVERSIDAD… «DESCABELLADAS»

Los proyectos de género desde las artes escénicas han sido parte de mi trayectoria profesional y vital, desde la salud, la dignidad o la visibilización. Con Arte Creciente, Projecte Vaca, Dona Cançó e iniciativas personales descubrí que disponía de herramientas creativas importantes para la recuperación de la plenitud.

La alegría es otra emoción a recuperar en muchas mujeres: así lo viví con Payasos sin Fronteras en Jordania, trabajando con refugiadas palestinas. Así lo víví también en Cabo Verde, investigando la realidad de las mujeres isleñas para el espectáculo El Jardín Prometido. También en el barrio del Rabal de Barcelona, con mujeres de diversas procedencias dentro del proyecto 1,2,3… acció!

Pero mi proyecto estrella, y casi mi universidad, es DESCABELLADAS. En 2010, junto a Teresa Urroz, emprendí esta iniciativa de talleres de desdramatización dirigidos a mujeres afectadas de cáncer, enfermedades crónicas y diversidad funcional. De la madurez de estos grupos surgieron espectáculos como A Cor Obert, estrenado en el Teatre Nacional de Catalunya, y otros proyectos que se pueden ver en nuestros canales de Youtube o Vimeo.

CUERPO, MOVIMIENTO… «HERMANAS DE RÍO»

El movimiento me apasiona. Por esto desde muy joven he disfrutado de muchas danzas y bailes, en tantos cursos que ya ni los recuerdo todos.

El tango argentido ha ocupado la mitad de mi vida en infinitas noches. La práctica de diversas disciplinas que ayudan a la conexión cuerpo-mente-alma como el yoga, la bioenergética o la danza sensitiva me han ayudado a reconocerme dentro de mi arquitectura física.

Y en medio de esta búsqueda de llevar a la concienca física todo mi ser, me encuentro con Chechu García, con quien comparto hermandades e inquietudes. Investigando juntas sobre nuestra experiencia vital, bajo la mirada experta de Ariadna Martí, nació Hermanas de Río, un espectáculo en movimiento que seguimos haciendo crecer junto a nuestra evolución personal.